¿Existe alguna fórmula secreta para mantenerse sano a lo largo del tiempo? Lo cierto es que sí y lo mejor es que además es muy fácil: se trata de unir dieta saludable con algo de ejercicio y un poco más de actividades relajantes. El resultado es un buen estado de salud.

Los beneficios de una dieta saludable, en la que se incluyen todos los grupos de alimentos y en la que no faltan superalimentos. Son conocidos por todos y se notan tanto a nivel físico, como mental. Si, además, se practica ejercicio regularmente y se añaden algunas actividades que favorecen la relajación, el resultado es sorprendente.

Pero ejercicio y relajación no tienen por qué ir por separado, de hecho, hay actividades deportivas que favorecen la relajación al tiempo que te ayudan a ponerte en forma, por ejemplo, el pilates o el yoga.  ¿Sabías que existen diferentes modalidades de yoga? Cada una de ellas ofrece interesantes ventajas ya que refuerza aspectos concretos, como pueden ser la fuerza, el equilibrio, la respiración o la concentración. Una buena elección del tipo de yoga que practiques puede potenciar tu bienestar.

Principales tipos de yoga

 

Existe una amplísima oferta de tipologías de yoga que se centran en el refuerzo de los distintos beneficios de esta disciplina:

Hatha

Se considera la introducción al yoga. Combina posiciones con respiración y un ritmo pausado, por lo tanto, el alumno puede conocer y descubrir el yoga a su ritmo, acostumbrándose a la transición de posturas del yoga.

Iyengar

Es considerado como un yoga suave, ya que la transición entre posturas es fluida y, además, las posturas se mantienen durante más tiempo que en otras modalidades del yoga. Eso no quiere decir que sea sencillo, ya que la práctica de yoga Iyengar requiere de una altísima coordinación y de un buen equilibrio.

Ashtanga

Es un tipo de yoga dinámico en el que el esfuerzo de los músculos es mayor, aunque para ello, también hay que trabajar la respiración.

Vinyasa

Yoga dinámico en el que se trabaja la coordinación entre ejercicio y respiración. Con frecuencia se combina con yoga Ashtanga.

Yin

Las posturas se mantienen durante bastante tiempo en este tipo de yoga; sin embargo, se busca la relajación al tiempo que los tejidos se desestresan.

Bikram

En esta técnica de yoga, la principal particularidad es que el aula en la que se practica está a más de 40º. El objetivo es activar todos los músculos, incluso aquellos que no se trabajan de forma habitual.

Ananda

El yoga para la medicación y la espiritualidad a través del ejercicio suave y el trabajo de respiración.

Kundalini

Basado en la energía que fluye por nuestro organismo, el kundalini yoga se centra en los tejidos conectivos de músculos y huesos, por ello, se trabaja el mantenimiento de las posturas de yoga al tiempo que se estiran los músculos, sin olvidarse de la respiración.

Nidra

Es uno de los estilos más puros del yoga clásico, y también uno de los más completos. En él se ejercita todo el cuerpo para lograr el equilibrio entre posturas, flexibilidad respiración y espiritualidad.

¿Qué tipo de yoga me conviene si…

 

… soy principiante?

El Hatha es una excelente opción para iniciarse en el yoga.

…busco mejorar mi físico?

Por ser más dinámicos, el yoga Ashtanga, y el yoga Vinyasa son buenas opciones para aquellos que busquen mejorar su aspecto físico y trabajar la tonificación muscular. Como ya se dijo con anterioridad, se pueden practicar de forma separada, pero también existen métodos combinados de ambos.

… necesito relajarme?

Iyengar o Nidra son dos excelentes alternativas de yoga para favorecer la relajación, mejorar el sueño e, incluso, evitar el insomnio.

… quiero ser más flexible?

Por realizarse en clases a altas temperaturas, que favorecen la preparación muscular para el ejercicio, el yoga Bikram resulta ideal para mejorar la flexibilidad. Los resultados se aprecian en poco tiempo.

…estoy embarazada?

El yoga Ananda resulta una opción muy adecuada durante el embarazo ya que, por un lado, se trabaja la respiración y, por otro, favorece la concentración y la espiritualidad y ayuda a la futura madre a conectar con su interior.

… tengo dolores musculares y óseos?

El yoga Yin es una técnica muy recomendable para quienes tienen dolores musculares y óseos.

…busco un deporte para practicar con mi pareja?

Incluso quienes huyen del yoga pensando que es un ejercicio individual, pueden encontrar un tipo a su medida: el AcroYoga, un yoga que se basa en posturas acrobáticas en pareja y que, además, refuerza la confianza y la complicidad con el otro.

En cualquier caso y, se elija el que se elija, se tratarán trabajando todos los aspectos, así que se obtendrá una mejora tanto a nivel físico, como a nivel mental y, por supuesto, espiritual.

¿Cómo potenciar los beneficios de ejercicio?  Combinando ejercicio con dieta equilibrada, variada y saludable en la que no falten frutas y verduras a diario.