Aguacates, mangos, chirimoyos o papayas son frutas tropicales. Si tuviéramos que pensar en el origen de estos productos, seguro que lo localizaríamos a miles de kilómetros, en alguna región del sur de América o, tal vez, en África o Asia.

Pero: ¿Y si dijéramos que la fruta tropical se produce también en Europa? Pues sí, y no es que se produzca en Europa, sino que se cultiva en España.

 

¿Cómo puede producirse fruta tropical en España?

 

Estrictamente hablando, no se puede hablar de tropical, y tampoco es que se pueda producir en cualquier lugar de España, se tienen que dar unas condiciones climáticas muy concretas para conseguir que la fruta madure.

Pero hay una zona en la Península que reúne las características para ofrecer un clima muy similar al que se podría encontrar en regiones subtropicales, se trata de La Axarquía, una comarca del Málaga en la que se unen temperaturas medias-altas durante todo el año lo que, en definitiva, se presenta como el entorno perfecto para la producción de fruta tropical.

 

¿El cultivo de fruta subtropical en España será algo nuevo?

 

En realidad el cultivo de fruta subtropical en España se puede rastrear atrás en el tiempo unos setenta años, siempre en La Axarquía, donde se empezaron a cultivar diferentes frutas aprovechando el clima de la zona. El exitoso resultado de las primeras cosechas que, por cierto, fueron de chirimoyos, hizo que, poco a poco, las variedades de frutas fueran ampliándose hasta producir cada vez más variedades.

En la actualidad, el desarrollo del transporte y un consumidor más informado, hacen posible que frutas que hace sesenta años fueran desconocidas, o cuyo consumo fuera muy limitado, hoy no solo se pueden adquirir más fácilmente, sino que sean los propios consumidores los que las demanden, conscientes de sus beneficios para la salud. Un ejemplo es enorme incremento en la producción de aguacate, muy popular como parte de una dieta saludable.

Además los compradores tienen una mayor conciencia sobre el origen de las frutas que compran y sobre el impacto de los cultivos y el transporte. Todo ello favorece que la producción de fruta subtropical del Sur de España haya aumentado que, además, el número de compradores de producto español sea creciente y, por supuesto, ello hace que la visibilidad de aguacates, chirimoyos, mangos y otras frutas tropicales españolas sea mayor.

 

¿Por qué comprar fruta subtropical que viene del Sur de España?

 

Está muy bien poder disfrutar de fruta subtropical originaria del sur del país, pero además qué ventajas tiene.

El producto se cultiva en una zona más cercana al consumidor final, la fruta puede ser recolectada en un momento óptimo de maduración. El comprador recibe un producto listo para consumir en su mejor momento, cuyo aspecto, textura y color son apetecibles y, por supuesto, con todo su sabor.

Es un producto de proximidad, lo que quiere decir que para su transporte se reducen notablemente las emisiones de CO2 al Medio Ambiente, ya que la distancia es inferior frente a productos con otro origen y, además, los tiempos de transporte son también inferiores.

Y, por supuesto, es un producto europeo, que da trabajo a familias de las regiones españolas en las que se producen y se envasan las frutas.

 

¿La producción de fruta subtropical se queda en España?

 

Una parte de la producción de fruta subtropical está destinada al mercado español, pero la demanda desde países europeos de fruta tropical de calidad en su momento óptimo de consumición es cada vez mayor, por ello, la red de distribución de fruta subtropical no solo abarca el mercado español, sino que se extiende a países europeos como Francia, Alemania, Bélgica, Reino Unido y Países Nórdicos.

 

¿Qué productores de frutas tropicales son de origen español?

 

No solo chirimoyos, mangos y aguacates españoles. Actualmente la variedad de frutas tropicales producidas en España ya es muy numerosa, de forma que los compradores pueden disfrutar de diferentes productos, entre los que se encuentran: maracuyá, guayaba, papaya o lichi.

Como se producen diferentes variedades de cada una de estas frutas, el consumidor tiene a su disposición una amplia carta de productores de aguacates y mangos ubicados en la zona sur de España, en las provincias de Málaga y Granada.