Deliciosos en cualquier momento del día, nutritivos y ricos en minerales y vitaminas, los aguacates, mangos y otras frutas subtropicales son una refrescante forma de ingerir una buena dosis de nutrientes y, lo mejor de todo, es que están indicados para todas las edades: grandes y pequeños pueden disfrutar de los beneficios de tomar estas ricas frutas.

Precisamente porque son sabrosas, no es raro que, en cuanto se compran, duren poco en casa: ¡Nadie puede resistirse al sabor y a la textura de mangos y aguacates! Y son tan versátiles que no es difícil encontrar numerosas formas de consumirlos, tanto en su versión más sencilla, como en riquísimas recetas dulces y saladas. Así que al comprar estos productos es buena idea adquirir varias piezas.

Comprando fruta de proximidad y de temporada se reduce el riesgo de que los productos estén verdes o demasiado maduros. Hablando de fruta tropical esto también es posible, ya que hay fruta subtropical que se cultiva en el Sur de Europa, así que confiando en este producto se obtendrá fruta de buena calidad y que ha sido recolectada en el momento justo para que llegue al consumir a punto para ser disfrutada.

 

¿Cuáles son las mejores formas de conservar aguacates y más mangos

 

Comprarlos cuando es temporada de mangos y aguacates es una buena forma de disfrutar de su sabor, de su textura y de sus nutrientes.

En buenas condiciones, un aguacate puede durar hasta 7 días en perfecto estado. El mango es una fruta más delicada, así que su tiempo de conservación al natural es mucho menor. Aunque existen formas de aumentar la duración del producto…

Cómo conservar mangos por durante más tiempo

  • El mango se conserva bien a temperatura ambiente, siempre y cuando se manipule con cuidado y se eviten los golpes.
  • La fruta tropical no se lleva bien con el frigorífico, así que hay que evitar guardar los mangos en la nevera.
  • En cambio, el mango se puede congelar. La mejor forma de hacerlo es cortarlo en dados y colocarlo en una bolsa apta para congelación. De esta forma se podrán utilizar después para ensaladas, macedonias…
  • Si tienes muchos mangos y quieres conservarlos todo el año, puedes preparar mango en almíbar. Podrás consumirlo así, o emplearlo en tus recetas de repostería.
  • Para aprovechar y conservar mangos que están muy maduros, la elaboración de mermelada de mango es una excelente opción.

Cómo conservar aguacates durante más tiempo

  • Manteniéndolo a temperatura ambiente, un aguacate se puede conservar hasta una semana.
  • En el caso de que solo se vaya a consumir la mitad, la otra mitad se debe conservar con la semilla y rociándolo con unas gotas de limón. Así se evita que se oxide.
  • Los aguacates se pueden congelar. Para hacerlo hay que partirlos por la mitad y retirar la semilla, pero no la cáscara, e introducirlos en bolsas de congelación.
  • ¿Sabías que es posible elaborar mermelada de aguacate? Además de una receta original y sorprendente, esta es una excelente forma de conservar la fruta durante mucho más tiempo.

 

Trucos para una conservación exitosa

 

El éxito en la conservación de aguacate y mango está en elegir fruta en su momento óptimo de conservación si se va a congelar, o en utilizar fruta madura para la elaboración de mermeladas.

¿Cómo reconocer que aguacates y mangos están maduros?

Para conocer el momento perfecto para saborear un jugoso mango, hay que guiarse por el olfato, y elegir aquellas piezas que tengan el característico olor de la fruta. Lo ideal es que además estén ligeramente blandos al tacto.

Para saber cuál es el momento óptimo de consumir un aguacate hay que mirar el rabo. Al retirar el rabo de un aguacate, si su color es verde brillante, está en su mejor momento para disfrutarlo (o para conservarlo para disfrutarlo al natural un poco más adelante).

Y si no están maduros: ¿Cómo madurarlos?

Un truco fácil, aunque no rápido, para madurar aguacates antes de conservarlos es meterlos en una bolsa de papel junto con algunas manzanas. La bolsa cierra bien y, tras dos o tres días de espera, la fruta estará lista.

En el caso de los mangos, conseguir que estos maduren es cuestión de paciencia. Solo hay que dejarlos a temperatura ambiente durante cuatro o cinco días para que se encuentren en su mejor momento de consumo.